El pasto sintético para superficies deportivas

El pasto sintético está ganando importancia año tras año para instalaciones deportivas y de ocio, esto se debe a que no requiere de riego, siega, fertilización y tiene menores costes laborales. El césped artificial puede soportar cualquier condición climática, así que esto ayudará a las empresas con instalaciones deportivas, como un campo de golf, a que se pueda jugar durante todo el año con un bajo coste de mantenimiento. Si el campo tiene pasto natural, los jugadores no podrán jugar durante la temporada de lluvias, debido a la aparición de charcos y el barro, además el pasto natural requiere una gran cantidad de dinero y tiempo de mantenimiento todos los meses, como el riego, siega, fertilizantes.

Pasto sintético jardín

En algunas áreas puede haber escasez de agua, esto puede provocar que no se pueda regar sus campos de golf. Esto puede crear muchos problemas para los jugadores, así que si se instala un césped sintético este problema desaparecería, usted apenas tendrá consumo de agua. También se puede utilizar para fines deportivos como campos de fútbol, pistas de tenis, campos de hockey y campos de cricket, en zonas donde la escasez de agua es un problema y se necesitan esta clase de instalaciones por demanda popular. Como la instalación de un pasto natural y su mantenimiento seria escandalosamente caro, tenemos a nuestra disposición la última generación de pastos sintéticos. Estos son mucho más resistentes que sus predecesores y su semejanza al natural es sorprendente, además está demostrado que esta clase de inversiones en productos artificiales, se amortizan en pocos años. No se deje engañar o asustar por el precio de instalación frente a los naturales, estos pastos artificiales no requieren de mantenimientos ni de cuidados caros, lo que los convierte en una herramienta fundamental para empresas y complejos deportivos.

De hecho muchos ayuntamientos están optando por esta clase de infraestructuras artificiales para adornar las avenidas principales de las ciudades, campos polideportivos y parques infantiles. Ya que económicamente son más asequibles que las naturales, al carecer de mantenimiento.